Preguntas y Respuestas

En Lakam-Ha estamos comprometidos con informar a Cozumel sobre nuestro proyecto pensado para beneficio de todos.

Hemos escuchado con atención algunos comentarios sobre nuestro proyecto y es por eso que presentamos la siguiente sección de preguntas y respuestas para aclarar cualquier duda para toda la gente de Cozumel.

¿Lakam-Ha destruirá zona de manglar?

Esto es completamente falso.

Todo el manglar que se encuentra dentro del terreno donde se desarrollará el proyecto Lakam-Ha, pensado para traer desarrollo económico a la isla de Cozumel, será conservado y protegido.

Más de la mitad del terreno de Lakam-Ha será destinado a una zona de conservación y protección del mangle. Ninguna parte del manglar será talada ni destruida.

De hecho, del total del terreno, apenas un 8% será utilizado para el desarrollo. Dejando más del 90% del terreno, incluyendo manglar, zona de humedales y selva, sin afectarse.

Lo anterior puede ser consultado en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto.

 

El manglar se respeta, se conserva y se cuida.

 

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) ofrece un programa de certificación de predios, terrenos a particulares y comunidades que deseen destinar dichos predios para actividades orientadas a la conservación de la flora y fauna regional.

Las Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC) son espacios naturales protegidos por competencia de la Federación dedicadas a una función de interés público, y establecidas mediante Certificado emitido por la Secretaria Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) por conducto de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). 

Responden a iniciativas de pueblos indígenas, organizaciones sociales, personas morales, públicas o privadas, de destinar sus predios a acciones de conservación y son administradas por sus legítimos propietarios, conforme a su propia estrategia de manejo. 

Constituyen una importante aportación de la sociedad, para conservar el patrimonio natural de México.  

En este sentido, el proyecto Lakam-ha considera un área de conservación de 297,016.2 m2 de manglar, la cual no será tocada por el desarrollo; respetando áreas de amortiguamiento  y bordes impactados y ecotonos, manteniendo así el equilibrio natural de la zona. 

 

El proyecto Lakam-Ha cuenta con el respaldo de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). El proyecto fue revisado por los evaluadores de instancias federales y declarado como ambientalmente viable.

 

¿Qué es una MIA?

Es un instrumento de política ambiental que tiene el objetivo de prevenir, mitigar y restaurar los daños al ambiente; así como la regulación de obras o actividades para evitar o reducir sus efectos negativos en el ambiente y en la salud humana.

La MIA consiste en un estudio técnico-científico que indica los efectos que puede ocasionar una una actividad en medio ambiente que se desarrolla. Asimismo, señala las medidas preventivas que podrían minimizar dichos efectos negativos producidos por la ejecución de las actividades. 

Cabe destacar que este estudio permite evaluar la factibilidad ambiental para la ejecución de proyectos de inversión industrial, infraestructura, manufactura, comercios o servicios. 

La MIA del proyecto Lakam-Ha está disponible para su consulta al público, y en ella se puede leer con claridad todas las zonas naturales que serán respetadas en el desarrollo.

PROCESO DE VALIDACIÓN (MIA)

1.- Se realizan diferentes estudios científicos de los cuales surge el documento que es presentado ante la SEMARNAT.

2.- Comienza la evaluación de impacto ambiental por parte de PROFESIONALES en materia ambiental y se dictamina si el proyecto es viable o no. Durante el proceso de evaluación, la Secretaría puede requerir información adicional a la promovente; la cual debe cubrir esta información en un lapso de tiempo.

3.- Se emite la resolución en materia de impacto ambiental; la cual puede ser a favor o denegada por la Secretaría.

4.- Una vez obtenidos todos los permisos en los 3 niveles de gobierno, se debe dar aviso de los inicios del proyecto.

5.- En las condicionantes, el promovente está obligado a presentar informes periódicos a la Secretaría de los avances de obra y del cumplimiento de las medidas de mitigación y condicionantes que le fueron impuestas. 

6.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México (PROFEPA) está facultada para hacer inspecciones y verificar que se cumplan las disposiciones asentadas en el resolutivo.

¿Con qué certificaciones cuenta Lakam-Há?

Para la planeación del proyecto se tomaron en cuenta las Normas Oficiales Mexicanas: NMX-AA-157-SCFI-2012, NMX-AA-164-SCFI-2013 y la NMX-AA-171-SCFI-2014 que dan las pautas de sostenibilidad, para que en un futuro se pueda buscar contar con alguna certificación internacional como la certificación GREEN GLOBE, LEED o GEI México.

La NMX-AA-157-SCFI-2012 trata sobre requisitos y especificaciones de sustentabilidad en la zona costera de la península.

La NMX-AA-164-SCFI-2013 habla sobre edificación sustentable criterios y requerimientos ambientales mínimos.

La NMX-AA-171-SCFI-2014 establece los requisitos y especificaciones de desempeño ambiental de establecimientos de hospedaje.

Revisión de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Cozumel

El día 21 de septiembre del 2020 se llevó a cabo una inspección, por parte de la Dirección de Ecología Municipal en el terreno, la cual constató que no se está llevando a cabo tala de árboles ni relleno de manglar y que la brecha existente no tiene trabajos recientes.

Planta residual y cuidado del agua

El proyecto contará con una Planta Tratadora de Aguas Residuales (PTAR) de nueva generación que tiene toda la tecnología necesaria para garantizar el tratamiento terciario de las aguas residuales, para que de tal manera todo lo que se genere esté muy por debajo de los parámetros que indican las Normas en la materia. Además de que este modelo contará con materiales de primera calidad que hagan eficientes los procesos y prevengan accidentes que puedan derivar en impactos ambientales, por ello se tomarán todas las medidas de ahorro de agua previstas en las Normas Oficiales para garantizar un perfecto funcionamiento.

 

Construcción de palapas sustentables

Un ejemplo de sustentabilidad será el diseño de las palapas que está apegado a lo establecido en el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL), según el Apartado de Materiales y Tipo de Construcción para la UGA A6 que cita: “La construcción de infraestructura en zonas bajas inundables deberá desarrollarse sobre palafitos. Esto es para garantizar el flujo hidrológico, permite la infiltración de agua al manto freático y el libre tránsito de fauna silvestre, también al estar hechas en su totalidad de esta manera, garantizamos que son obras totalmente desmontables y por supuesto que la madera con la que se construirá será de aserraderos certificados de la región, garantizando así la prevalencia de los bosques y selvas del país”. 

 

Tratamiento de aguas negras

No habrá inyección de aguas negras al manto freático ya que la planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) garantiza que los excesos de nutrientes sean eliminados; para así poderlos reutilizar en los diferentes procesos que necesite Lakam-Há, por lo que también se ha considerado un sistema de captación de agua de lluvia y una cisterna de almacenamiento para esta, de tal modo que tenemos una visión de economía circular y de sustentabilidad.

 

Conservación de especies animales

El proyecto Lakam-Há rechaza la idea de matar animales silvestres o tenerlos en cautiverio, por contrario, pretende crear Unidades de Manejo Ambiental (UMA) no extractivas, que garanticen la supervivencia de especies vulnerables y endémicas con el debido Plan de Manejo aprobado por la SEMARNAT y en estricto apego a la Ley General de Vida Silvestre. 

 

¿Que es una UMA?

Las Unidades de Manejo Ambiental para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) pueden ser definidas como unidades de producción o exhibición en un área delimitada claramente bajo cualquier régimen de propiedad (privada, ejidal, comunal o federal) donde se permite el aprovechamiento de ejemplares, productos y subproductos de los recursos de la vida silvestre y que requieren un manejo para su operación. La Ley General de Vida Silvestre establece que sólo a través de la UMA se permite el aprovechamiento de ejemplares, partes y derivados de vida silvestre.

Se distinguen dos tipos de aprovechamiento: 

1. Extractivos (actividad cinegética, mascotas, ornato, artesanales, colecta científica e insumos para la industria farmacéutica, alimentaria y del vestido, entre otras)

2. No extractivos (investigación, exhibición, ecoturismo y educación ambiental)

¿Tienes cualquier otra duda? Contáctanos.